Tipos de mamparas de ducha para baños pequeños

Comparte la noticia:

Un hogar pequeño necesita soluciones que quepan en su talla y que se ajusten a nuestras necesidades de espacio. La comodidad resulta algo indispensable, y esta debe extenderse a todas las estancias de la casa, incluido el baño. Elegir una mampara correcta se convierte, así, en un auténtico reto si las necesidades de espacio constituyen un problema y se buscan mamparas de ducha baratas. En primer lugar, se debe conocer que, en función del cierre, las hay de cierre total y de cierre parcial.

Mamparas de cierre total

Como el propio nombre indica, son aquellas en las que el espacio de la ducha se mantiene cerrado, de modo que no dé directamente hacia el exterior. En este sentido, existen múltiples opciones, que dependen siempre del cierre de la puerta. La elección debe girar en torno, y merece la pena recalcarlo, a las necesidades personales, ya sea tanto en el caso de una remodelación como en el de una instalación desde cero.

Mamparas de puertas plegables

Suponen la solución más adecuada para los baños de pequeñas dimensiones. Presentan la ventaja de que las puertas se recogen sobre sí mismas, por lo que no ocupan un espacio extra, fuera de la mampara, sino que lo hacen hacia dentro. Además, con este sistema, los goteos después del uso resultan mínimos.

Mamparas de puertas correderas

Se adaptan a cualquier plato de ducha; además, pueden escogerse semicirculares o frontales y colocarse entre paredes. La apertura se realiza de varias maneras: mediante un cristal fijo y una sola puerta corredera, dos cristales fijos y dos puertas correderas que se abren del centro a los lados o tres hojas correderas superpuestas una sobre otra al abrirse. Para realizar esta labor, las puertas se sirven de unas guías para deslizarse. Así, la estanquidad del conjunto se muestra impecable.

Mamparas de puertas abatibles

Resultan idóneas para personas mayores o con problemas de movilidad, al presentar, precisamente, una mayor apertura. Asimismo, pueden ser esquineras o situarse entre paredes. Sin embargo, a veces dejan escapar el agua y, en el caso de un baño pequeño, la puerta ocupa un espacio extra al abrir.

Mamparas de cierre parcial

En este tipo nos encontramos con mamparas que no se cierran del todo, sino que dejan un espacio abierto por el cual acceder al espacio de la ducha. A la hora de conjugar las necesidades de un espacio reducido con este tipo de mampara, suelen usarse paneles fijos. Estos se colocan, a su vez, sobre el propio plato de la ducha o incluso en el suelo. El panel resulta igualmente fijo, por lo que permanece inmóvil, a pesar de dejar un hueco para entrar.

En suma, a la hora de plantearnos instalar una mampara en un baño pequeño, las opciones anteriormente enumeradas son las que una mayor utilidad ofrecen. Con el fin de acertar de pleno en la elección, recuerda previamente medir a conciencia el espacio del que dispones, la disposición del lavabo y el resto de elementos del baño. En última instancia, un buen profesional se encargará de todo el proyecto.

The following two tabs change content below.

Rober

Blog informativo sobre el turismo y los viajes más esperados en Asturias, concretamente en Cabuerniga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *