¿Por qué se conoce como griego a esta práctica sexual?

Comparte la noticia:

El griego es la lengua de Grecia, eso está claro, pero también es el nombre con el que se conoce a una famosa práctica sexual, concretamente, al sexo anal. Hasta aquí todo claro, ¿pero por qué se le conoce con este nombre? Si lo quieres saber, presta atención y toma nota, a continuación te contamos todo lo que debes saber.

La razón por la que el griego es sexo anal

La razón por la que al sexo anal se le conoce como griego, es la represión. ¿Qué significa esto? Pues que en la antigua Grecia, para no hablar de esta práctica bajo un término soez, decidieron referirse a ella bajo el nombre de griego.

Este término se mantuvo con el paso del tiempo, y finalmente se consolidó como el nombre de referencia para hablar del sexo anal a lo largo del siglo XIX en prostíbulos de Francia, Italia y Alemania. A día de hoy todavía está presenta, y de hecho entre las putas de Bilbao el griego es uno de los servicios más demandados.

En definitiva, el griego era la manera sofisticada de referirse al sexo anal, y no sólo entre los prostíbulos, sino también entre la clase alta europea.

Una cultura guerrera

Este término era muy popular en aquellos países con una cultura guerrera, como Grecia. Y es que si tenemos en cuenta de que hubo en tiempo en el que en Grecia la homosexualidad era totalmente obligatoria, no es de extrañar que buscasen un término algo menos soez que el sexo anal para referirse de esta práctica sexual.

Además de esto, hay que añadir que en la Grecia antigua todos los hombres pasaban por una fase de guerrero – esposa, ya que a los más mayores se les asignaba un hombre más joven que se encargaba de cuidarle todas las armas, aunque también lo utilizaban a modo de desahogo sexual.

Esto estaba bien visto mientras el guerrero todavía era joven, pero en el momento en el que se hacía mayor, la sociedad ya no le permitía continuar siendo homosexual.

Significado personal

Y por último, otra razón por la que al sexo anal se le conoce como griego al sexo anal, es porque tenía un significado personal. De cualquier modo, esta práctica siempre ha estado estigmatizada a lo largo de la historia, ya que al darle una connotación de sumisión o de dominación, era automáticamente reprimida.

Aun así, había muchos que no estaban de acuerdo con que esta práctica estuviera mal vista, ya que la entendían de la misma forma que la penetración vaginal, que siempre ha estado bien considerada entre toda la sociedad, no solo griega, sino de todo el mundo.

De todos modos, en la actualidad se le continúa conociendo como griego simplemente por tradición, ya que a día de hoy existe una total libertad al hablar de sexualidad. Por lo que si alguna vez escuchas hablar del griego en término sexual, no te asustes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *