Iluminando tu alojamiento con luces LED

Desde el desarrollo del primer LED en 1927, estos han supuesto una revolución con respecto a las típicas bombillas. Nos los encontramos en todo tipo de aparatos electrónicos, pero también son extremadamente útiles para iluminar nuestra casa.

¿Por qué deberíamos usar luces LED antes que bombillas tradicionales?

En primer lugar, el consumo eléctrico de los diodos LED es infinitamente menor a la de los típicos tubos fluorescentes, halógenos, etc. Esto es interesante para todo el mundo ya que nos va a permitir ahorrar bastante en nuestra factura de la luz. Encima, la “vida” de los LEDs es 50 veces mayor a la de las bombillas incandescentes. Además, no emiten radiaciones nocivas ultravioletas o infrarrojas que molesten a nuestros ojos.

Por último, cabe destacar que el precio de estos está bajando en los últimos años, y pese a que aún sean más caros, la inversión se recupera rápidamente gracias al ahorro energético. Con todas estas ventajas, desde www.nersolar.es, te aconsejamos insistentemente iluminar tu casa con estos componentes electrónicos.

Pero ¿cómo podemos realizar una iluminación óptima de nuestra casa con bombillas LED?

Los LEDs nos dan una infinidad de opciones para decorar nuestra casa, las cuales debemos conocer para saber cuál se adapta más a nuestros intereses.

Lo primero que debemos saber es el tipo de color que queremos para cada estancia de nuestro hogar. Normalmente, nos encontramos con tres tipos de colores en las bombillas LED: blanco cálido (o amarilla), blanco puro y blanco frío (o azul). Para crear ambientes cálidos y familiares utilizaremos los primeros. Para cuartos de baño y oficinas o entornos de trabajo, los segundos y los últimos para garajes y almacenes que necesitan luces de gran potencia.

Otro aspecto a tener en cuenta es el ángulo de iluminación de las lámparas LED. Lámparas con ángulos abiertos de unos 120º están enfocadas para espacios grandes, como habitaciones o salones. Sin embargo, las de ángulos cerrados producen luz focalizada ideal para iluminar lugares concretos como encimeras, armarios, etc.

Finalmente, ¿cómo hacemos la instalación?

Cambiar bombillas incandescentes por LEDs es algo que puede hacer cualquiera, ya que es prácticamente igual a cambiar una bombilla normal. Lo único que deberemos tener en cuenta es el voltaje al que vamos a conectar nuestra lámpara o tubos. Solo si el halógeno que pretendemos cambiar funcionaba con corriente de 12V, necesitaremos un transformador para el LED. Para corrientes de 220-230V los conectaremos directamente a la corriente.

Algo que tenemos que tener en cuenta también es si la bombilla LED es compatible con los reguladores de luz de nuestro hogar, cosa que viene indicada en la caja. Para las tiras LED es aconsejable cubrirlas con algún tuvo de plástico PVC, ya que sin él, tanta luz puede ser molesta para nuestra vista.

Esperemos que después de leer todas estas ventajas sobre las luces LED en comparación con las bombillas tradicionales, comiences a plantearte el cambiar la instalación en tu hogar, para empezar a ahorrar energía y dinero, además de dar un toque elegante a los espacios de tu vivienda.

The following two tabs change content below.
avatar

Rober

Blog informativo sobre el turismo y los viajes más esperados en Asturias, concretamente en Cabuerniga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *