Cómo darle un estilo clásico y elegante a tu comercio

Emprender un negocio no es tarea fácil y, como en todo, la imagen que de este –y de nosotros como profesionales- proyectamos sobre nuestros potenciales clientes es fundamental. Así, y dentro del proceso que convierte a una idea en negocio, es más que habitual que tarde o temprano surja la necesidad de crear un espacio físico en el que desarrollar nuestras tareas cotidianas y recibir a clientes y clientes potenciales. Este espacio, sea un despacho o una tienda, se convierte desde el día mismo de su puesta en servicio en uno de los elementos que condicionan la decisión de compra que permite que un cliente potencial se convierta en un cliente efectivo que nos encargue tareas o adquiera nuestros productos.

La importancia de los materiales

Por tanto, una de las decisiones clave que debe tomar cualquier empresa que se decida a habilitar un espacio en el que recibir a clientes y clientes potenciales es la que afecta a la decoración de dicho espacio. Las opciones son muchas, pero conviene tener siempre en cuenta una serie de máximas:

Externaliza el proyecto

A no ser que seas tú mismo un decorador profesional, externaliza el proyecto. Tus habilidades, como las de cualquiera, son limitadas y el espacio en el que recibirás a tus clientes debe ser el mejor posible. Por tanto, y del mismo modo que esperas que tus clientes confíen en ti porque eres el mejor profesional de tu área de conocimiento, confía tú también en decoradores profesionales para articular ese espacio que será la carta de presentación de tu empresa.

Materiales neutros y elegantes

Encargar a un tercero la tarea de configurar tu comercio o despacho no implica que te desentiendas del proceso que vas a activar. Tu opinión es fundamental para que el decorador pueda ofrecerte un resultado final que responda a tus necesidades. Así, uno de los momentos en los que será fundamental que intervengas es aquel en el que se decidirán los materiales que se van a emplear para tu comercio o despacho.

Confía, es nuestra recomendación, en materiales neutros, elegantes y modernos. Un estilo demasiado personal o audaz os satisfará a ti y a tus colaboradores, pero un estilo neutro, elegante y clásico no empeñará el mensaje de profesionalidad que necesitas trasladar. Materiales como el vidrio, los perfiles de aluminio o el mármol marfil darán a tu comercio o despacho ese toque de sobria elegancia clásica que necesitas para explicar que eres un profesional serio y eficaz.

Confía en proveedores de tu zona y en materiales nacionales

Con ello, trasladas a tus clientes un mensaje valioso. Al confiar tú mismo en los proveedores de tu zona y optar por materiales fabricados en España estás aconsejando de manera implícita a tus clientes que hagan lo mismo. Al tiempo, tejes redes de complicidad y colaboración con otras empresas y comercios de tu zona. A medio o largo plazo, seguro que acabarán convirtiéndose también en clientes tuyos.

Inversión equilibrada

Ni grandes dispendios ni limitación máxima del gasto. Tu imagen como profesional depende de tu despacho o comercio, y de tu imagen depende también, en buena parte, tu cuenta de resultados.

The following two tabs change content below.
avatar

Rober

Blog informativo sobre el turismo y los viajes más esperados en Asturias, concretamente en Cabuerniga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *