¿Cuántas formas existen para cortar un jamón?

Comparte la noticia:

Si bien es cada vez más sencillo comprar jamones de calidad gracias a internet, no parece estar tan claro que hay diversas maneras de cortar un jamón y de sacarle el máximo partido posible. Las comentamos a continuación.

Formas de cortar un jamón

El corte que elijas no sólo cambia la presentación del jamón, sino que potencia los sabores del producto, ya sea que se disfrute solo o incorporado a alguna receta.

En lonchas. Sin lugar a dudas el corte preferido que si se hace correctamente consigue subrayar los diversos matices gustativos del producto. Una loncha perfecta ha de ser fina y debe fundirse en tu boca con facilidad.

A taquitos. La carne que queda pegada al hueso es idónea para este tipo de corte. Además, tiene un sabor mucho más intenso por lo que estos daditos pueden reforzar cualquier salsa o guiso. Lo puedes añadir a platos típicos como el salmorejo, para guarnición es inmejorable. También son muy adecuados con tus croquetas, empanadas o pizzas.

En juliana. Se corta un trozo de un dedo de alto, se divide en dos mitades y se trocea como si se tratara de una verdura. Puedes usar estas tiras para añadirlas a cremas calientes, sopas, ensaladas y todo tipo de platos.

Tiras de tocino.Utilízalas cortadas muy finas como la base de cualquier plato e incluso para envolver verduras que prepares al horno.

¿A máquina o a cuchillo?

Al comprar jamones ibéricos de bellota se te plantea qué utensilios serán los más adecuados para emprender la tarea de cortarlos.

El cuchillo te permite elegir el grosor y, lo más importante, no alterar el resto de la pieza para su total aprovechamiento. Resulta más sencillo escoger una zona determinada y cortar de cualquiera de las formas arriba explicadas. El uso del cuchillo, como veremos más adelante, es idóneo para respetar la textura de la pieza y para lograr un resultado excepcional.

Si usas una máquina cortadora hay que seccionar la pieza de jamón para que quepa en la bandeja de la máquina. El resultado puede ser más exacto al obtener siempre el mismo grosor, pero la velocidad de la cuchilla puede afectar a la pieza restante. La textura de un buen jamón quedaría seriamente afectada por lo que se desaconseja el uso de este tipo de máquinas.

¿Qué hace falta?

Para cortar un jamón correctamente solo es necesario contar con tres aspectos fundamentales:

Un jamonero de calidad. Debe poder fijar la pata correctamente y tener una base adecuada para evitar problemas.

Un cuchillo bien afilado. El cortador debe «tocar el violín» suavemente para conseguir unas lonchas, unos tacos o unas tiras que rocen la perfección.

Una técnica depurada. Saber cortar un jamón no es tan sencillo como parece. Aprender la técnica más adecuada supondrá aprovechar su calidad de la mejor forma posible.

Escogiendo una buena pieza y poniendo manos a la obra es posible lograr que cada corte tenga sabor, textura y, sobre todo, la calidad que esperas en cada bocado. Al llevar a la práctica nuestros consejos no tendrás problema alguno con el próximo jamón ibérico de bellota que decidas comprar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *