Consejos para casas rurales con calefacción gasoil

Comparte la noticia:

Una caldera de gasoil es una de las mejores soluciones para la generación de agua caliente sanitaria en el hogar. Con muchas ventajas en su haber, en este post te traemos algunos consejos sobre cómo elegir una caldera de este tipo y cómo ahorrar en el consumo. ¿Nos acompañas?

Aspectos a considerar al elegir una caldera de gasoil

Además de las inspecciones y revisiones periódicas de tanques de gasoil que, según la legislación debemos realizar en nuestra instalación, cuando vas a elegir una caldera de gasoil para tu casa debes tener en cuenta los aspectos que desarrollamos a continuación.

Tipo de calefacción de la casa

La calefacción tiene tres partes: generador, transporte y emisor del calor. Una caldera de gasoil pertenece a la primera parte. El emisor, sin embargo, puede ser mediante radiadores o suelo radiante.

Potencia de la caldera

Las hay de 20 kW, que es potencia mínima y limitada; 23-25 kW, la más común utilizada en viviendas; 28-30 kW, destinada a grandes viviendas y lugares fríos; 33-35 kW, para viviendas muy grandes y lugares muy fríos; 40-45 kW, poco común en viviendas, y de 70 kW o más. En este último caso, es necesario que se instale un área para calderas.

La caldera elegida corresponderá a las necesidades de la propia casa y nunca es conveniente elegirla por encima de la potencia requerida.

Tipos de calderas de gasoil

En mercado te permite decantarte entre 3 tipos de calderas de gasoil:

Atmosférica, se encarga de quemar el oxígeno existente en su ubicación y cambia la calidad del aire.

Estanca, quema el oxígeno proveniente del exterior y no cambia la calidad del aire.

De condensación, recupera energía de los humos al realizar la combustión. Son de alta eficiencia.

Agua caliente

La producción de agua caliente proveniente de una caldera de gasoil viene de tres formas:

– Acumulación interna, la caldera cuenta con un depósito. Por eso, siempre hay agua caliente.

– Calentamiento instantáneo. En cuanto se demanda agua caliente, la caldera ejecuta la orden.

– Acumulación externa, se calienta como en la interna, pero el depósito es externo a la caldera.

Consejos para ahorrar con la caldera de gasoil

Siguiendo estos consejos puedes llegar a ahorrar con tu caldera de gasoil. Toma nota:

– Puesta a punto del quemador. Revisar el quemador con asiduidad limita la posibilidad de que la combustión sea incorrecta.

– El termostato de la caldera debe tener la temperatura regulada. El termostato de la caldera tiene la función de mantener el agua caliente con un tiempo de respuesta en el momento. Al definir tú la temperatura, un método de ahorro puede ser dejar la temperatura de la caldera a unos 60 grados.

– Elige el termostato de ambiente. Es el que se encarga de arrancar la bomba de la calefacción. También lleva el agua caliente a los emisores, ya sea radiadores o suelo radiante. Hay dos tipos de termostatos, el no programable, cuya utilización es manual, y el programable que se ajusta de manera programada.

Como ves, estas recomendaciones unidas a las inspecciones y revisiones periódicas de tanques de gasoil, pueden sacar el máximo rendimiento a tu instalación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *